Categorías
Bebe Blog

Mi Octavo mes de Embarazo

Hoy les contaré una anécdota muy particular, algo que me pasó durante este octavo mes de embarazo, pero primero empezaré contándote todo lo que se viene con este penúltimo mes. Tanto los cambios de mi cuerpo, mi bebé y mis últimas visitas con el médico. Espero te guste mucho lo que te contaré.

Mi Octavo mes de EmbarazoCambios en el cuerpo en el octavo mes de embarazo

Algo que me ha dado mucho es fatiga y me dicen que es muy normal pues mi bebé sigue creciendo. Mi útero es demasiado grande y es por eso que se me dificulta la respiración, lo único que debo tener es paciencia ya estoy a poco de tener a mi bebé.

Aunque estas últimas semanas me ha costado mucho dormir y me he tenido que ayudar de acolchado y almohadas pues los dolores en la espalda son insoportables. Ee igual forma he sufrido de estreñimiento ya que mi útero presiona el resto de mis órganos.

Aquí mi médico me pidió los últimos exámenes, ecografía, y un cultivo vaginal con el fin de evitar algún problema durante el parto.

El Bebé: En este mes a mi bebé le crece de manera rápida el cerebro, como ya su desarrollo está casi completo se puede sentir las pataditas mucho mas fuertes e incluso podrá dar ya vuelticas, y eso no es nada puedo ver su manito a través de mi abdomen. Eso es de lo más emocionante.

Los huesos de su cabecita son flexibles, de esa manera podrá salir sin ningún problema por la vagina, sus pulmones pueden estar aun inmaduros, aunque si llegará a nacer en este momento el feto sería prematuro pero con muchas posibilidad de vivir. En este mes mi bebé estaría en 45 cm y pesaría alrededor de 2.550 gramos.

Visita el médico: En esta última fase de mi embarazo, tenía ya las ordenes medicas para la Ecografía, el cultivo vaginal, mi primer monitoreo y la visita con mi ginecotestricista. Estaba ya todo listo para poder al fin saber cómo iba a ser mi parto, no queda más de espera, solo la hora cero.

Mi Octavo mes de EmbarazoEmbarazo Interrumpido llegó el momento

En este momento les contaré lo que les había mencionado cuando empecé este post, pues resulta que un día normal en horas de la tarde tuve un pequeño sangrado vaginal y con mi esposo salimos corriendo a urgencias para saber qué me estaba pasando, en ese momento pensé en todo lo malo, pues se trataba de la vida de mi bebé.

Después de tanto esperar en la sala de parto y el dolor tan fuerte que tenía, entré para que una doctora me revisara y me pasará a monitoreo. Tras esperar que revisaran a todas las niñas que estaba allí en el cuarto, llegó mi momento y me hicieron el respectivo monitoreo.

La doctora revisó las lecturas y me dijo que llamara a mi esposo que algo me estaba pasando.

Al entrar y hablar con la doctora, ella le dice a mi esposo que estaba en tres de dilatación y el pregunta ¿qué es eso? pues resulta que nos da la noticia que aun no esperábamos escuchar,

“Su esposa se queda internada en la clínica pues entra a proceso de parto”, el quedó frió y yo no me lo esperaba, con el miedo que tengo de dar a luz.

Ël estaba emocionando y consternado pues no sabía qué decirme, aunque entre sus bromas me dijo, “Amor es lo mejor pues estabas tan preocupada por el parto, que te cogió de sorpresa”, pero la otra pregunta que dejó en shock a mi esposo fue ¿tienes la pañalera lista?, bueno resulta que así como te lo comentamos en un post, no teníamos nada preparado y a eso de las 10:00 pm salió en busca de todo lo que necesitaba yo, además de las cositas de la bebé.

No te puedo contar mucho más de lo que pasó allí dentro y de lo que mi esposo vivió. Solo les puedo decir que nos leemos el próximo martes con la entrada Sala de Parto, para que tengas una idea más clara de nuestra pequeña alegría.

23 respuestas a «Mi Octavo mes de Embarazo»

Hola guapa!!!
Es un post muy tierno, enhorabuena por tu bebe, yo aun no soy mama pero de seguro tiene que ser una experincia inolvidable.
Un saludo y besos.

¡Qué emocionante! La verdad es que yo aún no se lo que se siente pero debe ser maravilloso. Acabo de ser tía de mellizos y también fue una mezcla de nervios y alegría, mucha alegría. 🙂 A disfrutar de esa vida nueva juntos ¡Un saludo!

Ya te lo dije por face, creo que tu marido reaccionó muy bien, la mezcla de nerviosismo y alegría le hicieron hasta soltar chistes 😉
Genial que la pequeña ya estuviera suficientemente formada para que este adelanto en el parto no supusiera problemas para ella (y para ti).
Bss.

Los padres pese a que no llevamos el vientre y todo lo que ello implica llevamos con mucha ansiedad la formación de nuestros hijos, el 8vo vez es crucial por que ya está formadito su cuerpecito y nos preocupa que su nacimiento sea con bien a casi nada de verlo por primera vez, es muy emocionante, preocupante y son tiempos de alegría y orgullo también.

Sin lugar a dudas el mejor mes, donde se acrecientan mas las ganas de tener esa personita en nuestros brazos, la emoción de organizar sus cositas, todo nuevo, oliendo rico, preparando la maleta para ese día, en fin, para mi fue la mejor etapa de mis dos embarazos, las recuerdo mucho.

¡Madre mía! Me imagino todos los nervios que debiste pasar. Pero para tu consuelo, he de decirte que a muchas mujeres les pasa eso. Van a una consulta normal con el ginecólogo y resulta que ya no salen porque están de parto.
Imagino que todo salió genial y me alegro. Gracias por compartir tu experiencia. Un saludo.

El embarazo es todo un proceso y cambio tanto a nivel físico como psicológico, y en los últimos eses es cuando más lo notas tanto en ti misma como en tu futuro bebé.
Imagino que tanto tu marido como tú os llevaríais un buen susto cuando tuviste ese sangrado. Lo mejor en esos casos es reaccionar rápido y acudir a vuestro médico para evaluar, que ya veo que lo hiciste y deduzco que todo salió estupendamente. Bebé prematuro ha sido entonces ¿no? Un abrazo.

Si tan asustada estabas por el tema del parto la verdad es que esto así es hasta mejor, porque así te evitaste un mes más, pensando cómo iba a ser y todo lo que ibas a padecer. Las cosas son cómo tienen que ser… A ver qué nos cuentas de cómo fue la llegada 🙂

Recuerdo que me oprimía tanto que no podía comer, daba dos vocados y ya no podía tragar mas porque tenía la sensación de tener la comida en la garganta y como que no pasaba…
Todavía no entiendo como podía engordar tanto si no había manera de comer…
Y de la presión para ir a hacer pis y luego no echar ni gota ya ni hablamos…

Hola!!, me imagino tu susto cuando te dijeron que te quedabas ingresada…tu pensando todo el tiempo en preparar todo con paciencia y al final te viene de golpe, sorpresa y sin avisar. Pero en fin estas cosas son así: por mucho que planifiquemos la naturaleza tiene sus propios ritmos y sabe lo que hace 😉

Besos y gracias por compartir tu experiencia mes a mes.

Menuda sorpresa, que nervios. Este mes es culminante en el embarazo, queda poco y los nervios se nota. Yo tenía pánico al parto, sobre todo con el segundo, lo pase tan mal con el primero. Gracias por compartir. ♥♥

Que tierno, yo tengo un miedo horroroso a parir, menos mal todavía no estoy embarazada. Enhorabuena, aunque haya llegado antes de lo esperado, lo importante es que el bebe este bien y la mami.

¡Quiere decir que ya el bebé nació! Qué bonito te hayas animado a compartir tu primera experiencia como embarazada, ahora te animo a que cuentes el itinerario del crecimiento del bebé. Voy esperar tu artículo sobre la labor de parto, me da cierto miedito, yo no soy mamá, pero se ve tan doloroso el proceso y más si es natural. No sé si tu caso fue cesárea o no. Besos linda.

Vaya, la bebé se presentó de improviso y los cogió con las cosas sin preparar 🙂 aunque entiendo que se asustaran ante el sangrado, muchas veces no quiere decir nada bueno aunque en este caso no era así.

Que recuerdos tan bonitos al leer tu post aunque es cierto que yo ya estaba hasta las narices, me sentía super pesada, llevaba los pies super hinchados.. y eso que no fue mal mes de junio! Eso sí, pensar en que no quedaba nada para ver a mi hijo fue lo mejor de ese mes.. Muakss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *