Categorías
Anecdota Blog

ANÉCDOTA: MOMENTOS INESPERADOS DURANTE EL EMBARAZO

Hoy les contaré una pequeña anécdota de las muchas que mi esposo me ha contado. Desde el mismo día que se dio cuenta que iba a ser papá, algo que le mueve las fibras más sensibles y lo hace llorar. Esta e una pequeña historia de lo que me pasó durante mi embarazo contada desde su punto de vista.

Anécdota: Momentos Inesperados Durante el EmbarazoDesde el mismo día que me dieron la noticia de ser padre, empecé a realizar una tarea que jamás imaginé, me prepareépara ser papá.

Cada día y a pesar que mi esposa solo tenía un mes de embarazo le hablaba al bebé. Le ponía canciones con dedicatorias para ella, como “Yo te esperaba de Alejandra Guzmán” “Respiras y Yo de Roxana” “Y Te Espero de Jaime Velásquez” “Solo Tú de Paula Rojo” por mencionar algunas.

Pero no solo era pendiente de mi bebé, también de mi esposa, si quería comer algo, si tenía alguna molestia, en fin tratar de cumplir todas las expectativas al momento que ella lo necesitara.

Como buen deportista al igual que ella, hacíamos deporte siempre con el mayor cuidado, hasta que un día sentimos la necesidad de parar, pues un mal paso hizo que todo se viniera a pique, sentí por completo que perdía esa ilusión de ser padre.

Mi esposa resbaló y cayó en su barriguita con cuatro meses de embarazo. Se me desmayó por completo, estaba solo, unos señores que habían cerca vieron lo sucedido y me auxiliaron, nos llevaron en una moto al centro de salud más cercano.

Ella no reaccionaba yo tenía los nervios de punta, cuando llegamos al centro de salud ella abrió los ojos y solo empezó a llorar preocupada por la bebé. No la sentíamos, nuestro mundo se derrumbaba.

Trataba de ser fuerte a su lado, pero salía a caminar, a ver la luna, las estrellas, a pedirle a Dios que mi bebé se encontrara bien.

Llamé a mi padre y me desahogué con él, le conté lo que estaba pasando, le dije “Papá siento que mi vida se está acabando, no sé qué le pasa a mi bebé, no quiero perderla, es mi mayor ilusión, es mi sueño hecho realidad, es mi vida entera” solté varias lagrimas mientras hablaba con él. Él intentaba alentarme, pero yo cada vez me hundía en mi tristeza.

Fui donde se encontraba mi esposa ya más calmado, para no mostrarle a ella la misma debilidad que ella sentía.

Nos revisó el médico de turno, le pusieron suero, y nos dieron casi las once de la noche. Al estar en Urgencias, solo veíamos como llegaban heridos de bala, algunos con traumas psicológicos, otros muertos, no era un escenario nada alentador para nosotros, estábamos antes más preocupados.

Nos dieron de alta y al día siguiente teníamos nuestra primera ecografía, estábamos nerviosos, queríamos saber que todo está bien.

Entramos al cuarto, le pusieron la gel en el vientre de mi esposa y escuchamos su corazón, el alma volvió al cuerpo, lloré de la emoción tan inmensa al saber que mi bebé está bien.

Todo seguía su curso yo trabajando en mi deporte, ella reposando en casa, cuidándose para el gran día.

Anécdota: Momentos Inesperados Durante el EmbarazoPero como si fuera poco a este primer susto nos pasó algo más. Nos fuimos a mercar un día, a eso de las siete de la noche, y no vimos que estaba pasando un carro fumigando, recibimos todo ese veneno encima.

Yo traté de cubrir a mi esposa con mi cuerpo, cuando llegamos a casa, ella tenía algunas ronchas en la espalda, no sentíamos a nuestra bebé, nuevamente a Urgencias, el temor nos volvía a invadir.

Llegamos y al estar en su estado de embarazo fue una atención prioritaria, bueno aquí en Colombia prioritario es todo. Nos demoramos casi treinta minutos antes de pasar a pre-consulta, eso quiere decir a ver un primer diagnostico para saber si estábamos bien o no.

El médico nos atendió muy formal, pero solo veía como con el estetoscopio el médico intentaba buscar los latidos del corazón de la bebé.

Se demoró casi cinco minutos intentando hallar sus latidos, hasta que encontró el sonido y yo me sentí estupendo. Me puso el estetoscopio y pude escuchar su corazón.

Me sentí aliviado, sentí que todo seguía su curso que ya estábamos cerca de tener a nuestra bebé.

Teníamos todo listo para realizar nuestro Baby Shower en el octavo mes, nuestra intensión era tener todo un mes antes, para qué tanta prisa, pero llegaría un tercer susto.

Si, no fueron estos nada más, hasta último momento nos pasó algo que nunca pensamos vivir. Mi esposa tuvo un sangrado nada normal, pensé cualquier cosa, todo malo y siempre con la bebé.

Nos fuimos a Urgencias y a pesar de ser prioritario nos demoramos casi cuatro horas en ser atendidos y eso porque mi esposa entró hasta la sala de monitoreo para que se lo realizaran.

Todo está bien solo que nuestra bebé no quería Baby Shower, se quería adelantar. Sentía que ya la mama no tenía más espacio en su vientre y quiso salir.

Nos llegó con un mes antes de lo esperado, todo en ese momento fue felicidad nació mi bebé EMILY de parto natural, la vi y era una cosita de nada, en ella veía una esperanza, un cambio en mi vida, una oportunidad para ser el mejor padre del mundo.

En ella vi reflejado los buenos hábitos que mis padres me enseñaron para transmitírselos.

Solo puedo decir que mi bebé ha sido esa ilusión, ese motor, esa esperanza, esa motivación de querer siempre ser el mejor, en mi hogar, en mi familia, en mi trabajo porque quiero ser un ejemplo de vida para ella, quiero que vea en mi ese gran héroe que siempre estará en su vida para ser “EL MEJOR PAPA DEL MUNDO”.

Anécdota: Momentos Inesperados Durante el Embarazo

20 respuestas a «ANÉCDOTA: MOMENTOS INESPERADOS DURANTE EL EMBARAZO»

No me quiero ni imaginar los malos ratos y los nervios que pasaron, afortunadamente ahora disfrutais los dos de la felicidad de esa bebé tan linda como una muñequita 🙂
Besos!!

¡Hola!
Ni me imagino el susto tan grande, la desesperación que vivisteis en cada ocasión. Y entiendo perfectamente que en el momento de comprobar que la bebé estaba bien, lloraseis de felicidad.
No soy mami aún, pero sí que he vivido y estoy viviendo embarazos de amigas y familiares muy de cerca, y la verdad que cuando pasan ese tipo de accidentes, contratiempos… se te hace un nudo en el cuello del estómago y hasta que compruebas que todo está bien no se va. E incluso sabiéndolo, siempre te queda un ápice de preocupación.
Celebro que a pesar de esas vivencias tan angustiosas, tengáis en vuestros brazos esa belleza de bebé. Felicidades
Besos

En los embarazos hay que ir con cuidado, sobretodo con las caídas. Yo aún no he sido madre, los niños es algo que no me llaman mucho la atención, pero recuerdo el embarazo que tuvo mi madre con mi hermano. Nació con 7 meses y de esos 7 meses mi madre pasó más de la mitad hospitalizada. Esa sensación de que te vienes abajo cuando ves que al cosa no va bien, y el miedo de a ver si el bebé está bien, en casa la conocemos perfectamente. ¡Un beso!

¡Qué hermosa historia! la verdad a veces pasa cada cosa que se nos para el corazón, a mi también me habían dicho que igual no era un bebe si no un embarazo molar y llore a mares, después a los 7 meses internada en el hospital, luego cuando nació mi pequeño sin respirar… a veces uno pasa cosas horribles, pero gracias a Dios todo ha salido bien. Me alegro mucho que estén bien y cuiden mucho a su pequeña porque es una bendición.

Se me salieron la lagrimas cuando dijiste cómo se sentía tu esposo luego de tu caída, no puedo siquiera imaginar el miedo que ambos sentían de perder a ese hermoso ser que ahora está con ustedes. Qué bueno que lograron superarlo todo, en la foto no pude apreciar más que un feliz padre y si bebé. Qué lindo que compartas esto con nosotros, te mando un beso y bendiciones para tu familia! 🙂

Leo este post y mis ojos se llenan de muchas cosas. No tuve la oportunidad de tener un padre a mi lado. Mi padre nunca se ha preocupado por mi. Aprendí a vivir sin él. Pero siempre le pido al cielo que mis hijos puedan tener ese padre que yo no tuve. Y leer este post me llena de alegría, porque amo a los padres que saben ser padres.

Felicidades por dejar tanto amor por este espacio.

Saludos.

Para mi mi anecdota, fue cuando en la sala de dilatación
mi marido se vistió de verde por si entraba, y estabamos allí, despues de más de 8 horas, al final riendonos de nosotros mismos y mi marido haciendo bobadas con su vestido para alegrarme un poco.

Ostras que bonito, no por lo que os sucedió sino su manera de contarlo.. me ha enternecido y emocionado. Sin duda Emily va a tener el mejor padre que pudiera desear, un besazo!!!

Esto es más de una anécdota definitivamente. El embarazo para unos padres primerizos siempre está cargado de sustos y temores, no se sabe qué esperar y es normal sentir miedo por cualquier cosa. Aunque claro estos sucesos fueron bastante alarmantes, nada sencillo de procesar con bonitas palabras 😀 Felicidades por querer ser el mejor padre del mundo, ese es un gran paso 🙂

Hola papis!! 🙂
La verdad es que es una historia que aunque hace ver y recordar momentos algo turbios también, es alentadora para que ninunos futuros papás tiren la toalla e los momentos complicados.
Me alegro de que la niña este bien junto a sus papás y, que gocéis de buena salud. Seguir así inspirando pues, nosotros que queremos ser papis, os tenemos como gran ejemplo.
Gracias por compartir. Un abrazo

Ufff, que angustia me ha dao yo tuve un aborto… Y aunque ahora tengo un precioso bebé de 9 meses, bien es verdad, que ya estás mucho más alerta con todo. Ni quiero imaginar la noche que debisteis pasar en el suceso del mareo, hasta saber que estaba todo bien.
Os felicito por vuestra preciosa niña, con ese nombre tan bonito.

Hola!
Durante el embarazo los sustos son incontables, tanto de pensamientos como físicos, toda una aventura que la verdad ya que pasan los sustos el recordarlos los disfrutas, no solo por el momento difícil sino por la librada que se da y que solo queda el recuerdo y un suspiro profundo al superar cada reto.
Saludos y que las emociones sean con mas alegrías que con sustos.

Hola! uff que experiencia más traumatica, la verdad que bueno que el desenlace fue satisfactorio, muchos padres viven estos accidentes, pero me alegra que ustedes ahora ya tengan a su bebé y esto sea solo una anécdota.
Saludos

De verdad que me emociono siempre cuando os leo porque transmitís mucho amor e ilusión y sé que esa bebé es muy afortunada pero me emociona más aun al leerte a ti Victor porque muchos padres deberían aprender de ti cómo ser papás y cómo ser los mejores compañeros para su amada, muchos besos

Te haz sacado la loteria con ese papa!. No solo hermosas las palabras pero que tambien las llegue a escribir y expresar dice mucho del tipo de papazo que es.

Que historia me hiciste llorar un montón yo perdí a mi primer bebé tuve un aborto espontáneo lastimosamente fue muy duró lo esperaba con tantas ansias y que me dejará fue lo peor para mi aun me cuesta reponerme a pesar de tener a mi otro hijito y ya pasaron los años pero es difícil tu historia me hizo recordar tantas cosas pero me alegra tu bebe naciera sanita y los haga muy felices besos ❤️

Estuve en tensión durante la lectura de vuestro post, así que no me quiero imaginar haber vivido estos incidentes, no habría sido capaz de mantener la calma dentro de lo que cabe (a pesar de la tristeza no parece que estuvierais histéricos, algo que hubiera agravado la situación).
Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *